Main Page

Asi comienza tu aventura

Image Hosted by ImageShack.us

Guerrero
El guerrero es una buena opción en general, ya que combina fuerza y destreza, lo cual le permite usar casi todo el equipamiento inicial con el que se encuentre. También tiene buenas estadísticas de inteligencia y fe, por lo que usar la magia es una buena opción para subir niveles en ellas. La armadura de inicio es fuerte, y al combinarla con una buena resistencia se convierte en una buena opción para los jugadores defensivos y pacientes.

Caballero
El caballero es una clase fuerte, que empieza con más vitalidad y resistencia que las demás y tiene un equipamiento más robusto. Esto hace que se muevan lentamente, así que deberás tener cuidado al luchar y contar con que se van a recibir varios golpes. Un caballero puede equipar
sin problemas la mayoría de las armas, y su fe es lo bastante alta como para usar milagros curativos, pero deberás incrementar tu fuerza para centrarte en matar enemigos con tan pocos ataques como sea posible.

Vagabundo
Los vagabundos están más centrados en la velocidad y en esquivar que en una gran defensa. Su vitalidad es relativamente baja, así que no es bueno que te golpeen. La cimitarra es un arma de inicio muy útil gracias a la alta destreza, la gran velocidad de ataque y el gran radio de los ataques de esta clase. Deberás acercarte rápidamente y usar combinaciones veloces para acabar con los enemigos antes de que ataquen. También podrás luchar a distancia con hechizos, gracias a su buena inteligencia, o bien usar un arco.

Ladrón
La elevada tasa de impactos críticos del ladrón le otorga una gran ventaja, sobre todo al combinarla con la velocidad de sus ataques con la daga. Pero el ladrón no es muy resistente, ya que sus bajas estadísticas de vitalidad, fuerza y resistencia lo convierten en un objetivo débil y reducen sus opciones en cuanto a armas. La daga puede acabar con la mayoría de enemigos, y complementa la velocidad y estilo evasivo del ladrón. También cuenta con una ganzúa por defecto, que le permite abrir muchas puertas cerradas con mayor facilidad que otras clases.

Bandido
El bandido está especializado en fuertes ataques físicos y se le dan muy bien las armas tales
como hachas y espadas rectas. El hacha de batalla inicial es genial. Su alta resistencia y fuerza la convierten en la clase que más daño causa al principio. Las estadísticas mágicas del bandido son muy pobres, así que usar cualquier tipo de magia no es una opción si no se invierten muchos niveles en una de esas estadísticas. Su armadura de inicio tampoco es gran cosa, pero podrás equipar armaduras y escudos mejores según los encuentres.

Cazador
El cazador se puede usar para especializarse en arcos gracias a su gran destreza inicial, pero
todas sus demás estadísticas son bastante mediocres. Esto implica que se le dan mejor armas
como estoques u hojas cortas. Su escaso peso de equipo les permite rodar y esquivar bien, así que
usar armas rápidas para golpear y retirarse es una buena idea. Usar la magia puede ser difícil al principio, pero cualquier otra arma es realista con subir solo unos niveles. Deberías debilitar a los enemigos a distancia con el arco corto y acabar con ellos con un golpe rápido. Atento al número de flechas.

Hechicero
Si quieres usar la magia como principal herramienta ofensiva, el hechicero es la mejor clase de
inicio. La Flecha de Alma será tu principal fuente de daño al principio del juego, y con su uso puedes debilitar fácilmente a los enemigos. Su elevada inteligencia hacen que la magia sea viable al principio. Sin embargo, será difícil usar armas físicas, así que estarás limitado a tu magia hasta que gastes puntos en fuerza. Su fe es buena, así que usar milagros es una opción. Puede ser un buen plan alternativo cuando los enemigos son resistentes a tu magia.

Piromántico
El piromántico combina una poderosa magia de fuego con una habilidad física para las armas decente, por lo que tiene buenas opciones defensivas desde el principio. El hacha de
mano es una buena arma de inicio, que inflige un daño decente al principio del juego. Usa ataques físicos con armas de velocidad media contra los enemigos más débiles y conserva la magia para las amenazas más serias. La bola de fuego hace que acabar con los enemigos más poderosos al principio sea más fácil que con otras clases.

Clérigo
El clérigo puede usar milagros curativos gracias a su elevada fe de inicio y al talismán equipado. Sus demás estadísticas están bien, así que tendrás mucha libertad para seleccionar armas tras subir unos niveles. La baja destreza lo lastra un poco, pero puedes usar armas como mazas y martillos para superarla. Los clérigos se adaptan bien a estas armas, ya que, aunque te enfrentas con armas lentas a los enemigos, tienen la habilidad de curarse más a menudo que otras clases. Cúrate fuera del combate siempre que lo necesites, dado que el milagro curativo es lento al activarse y te deja indefenso durante un rato.

Marginado
El marginado podría considerarse la clase de los
jugadores expertos, ya que su falta de equipamiento inicial
hace que los compases del juego sean mucho más difíciles, hasta que encuentras armas y armaduras. Los jugadores experimentados se beneficiarán de que el marginado empiece con todas las estadísticas en 11 y las secundarias en 5, pudiendo convertirlo en cualquier tipo de personaje. Esto es un desafío, ya que su carencia de equipo implica que no podrás recibir ningún golpe, algo que solo conseguirán los jugadores más experimentados.

Main Page

Dark Souls Eliphias