Pierce Johanson

Ex General de la legion de Gwyn el señor de la luz solar

Description:

DARK SOULS

Nombre: Pierce Johanson
Edad: 36
Clase: Mendigo
Rasgos: Pelo anaranjado, ojos azules, piel clara.
Personalidad:
- Silencioso, que solo habla cuando se requiere
- Sigue teniendo honor a Gwyn, pese a que le echaran de su legion.
- Valiente y Decidido
- No le gusta los tramposos.

HISTORIA:
Buena vida la de un soldado a las ordenes de Gwyn, fue una vida bastante buena y que te da mucho en que pensar, ¿porque digo “fue”?, bueno, ya no estoy en el cuerpo de Gwyn.

Desde muy pequeño, siempre he mirado a la legion de Gwyn con mucho afan, ya que me encantaba los guerreros que salian de su legion, desde guerreros expertos, hasta cazadores de dragones, y era una legion muy grande.

A los 15 años, consegui alistarme gracias a mi manejo con la cimitarra, algo que hizo ser una parte importante de su legion, empece como un soldado de segunda linea.

Poco a poco, y lucha tras lucha, me fui curtiendo en el arte de como luchar, como manejar realmente bien la cimitarra, ya que aunque lo usara bien, me faltaba los dotes de los guerreros. Todo iba mejor de lo esperado.

Con 28 años, ya era de los que aspiraban a ser generales de un grupo, pero todo se fue a pique, ya que tubimos un verdadero problema, y sali muy perjudicado.

Una de las salidas diarias que buscabamos informacion a cerca de un asesino llamado “Drakhard”, aquel engendro que mato a mas de 10 soldados y que se le busca para llevarlo hacia el jefe Gwyn, y que el elija su destino, pero todo se tubo que parar, cuando en el aire se oyo un grito que dejo a todos paralizados.

Al mirar arriba, un dragon sobrevolaba bastante bajo la zona donde andabamos, grite una formacion para ver si el dragon venia hacia el grupo, y cuando se dio la vuelta, una bocanada de aire y empezo a lanzar una barrida de fuego que tenia como objetivo a todo el grupo, por lo que nos apartamos, entonces el dragon bajo en busca de su comida.

La batalla fue muy dura, al principio empezamos a cogerle ventaja al dragon, pero era cuestion de tiempo, ya que el cansancio se hacia notar en los soldados, y eso hizo que el dragon empezara poco a poco a disminuir la tropa que manejaba, algunos, horripilados, huyeron direccion al castillo de Gwyn, mientras que otros, lucharon hasta el final con el dragon.

Poco a poco, no fue quedando nadie, y quedamos tres, yo, y dos soldados, Robert y Francesc, ambos se lanzaron a por el dragon, yo salte en tercer lugar, empezamos a golpearlo, el dragon parecia cansado, por lo que sus movimientos no eran tan agiles como antes, por lo que empezamos a golpearle sin que el nos pudiera golpear en una respuesta.

Pero hubo un error, un error que Robert recordaria toda su vida, fueron a hacer una tactica conocida como el ataque tridente, que consiste en que dos se adelantaran para golpear por ambos lados al enemigo, y luego el tercero, despues de ese golpeo, le insertara su espada en el pecho, Robert y Francesc eran las puntas, y yo era el central, pues empezaron a correr, y a segundos mas tarde empece a correr.

El dragon miraba impaciente nuestras acciones, los dos se acercaban, pero Robert, girando mal la pierna para doblar, se cayo rodando, algo que hizo que el dragon se fijara en Francesc, y este no se dio cuenta que su compañero habia caido, y cuando iba a golpearle, el dragon, con la cola le golpeo, y luego se lo comio de un mordisco, ambos nos quedamos en blanco.

Un gran colega y luchador habia muerto por un error en la tactica, algo que hizo que Robert y yo atacamos sin pensarlo al enemigo, este desplazo a Robert, y aprovechando que se despisto conmigo, consegui golpearle en un ojo, dejandole tuerto, ya que empezo a sangrar de mala manera, me golpeo con la garra, dandome en la parte superior del brazo y luego salio volando alejandose del lugar.

Despues de que se fuera volando, algunos soldados matadragones se acercaban ya demasiado tarde, alli solo quedaba, Robert que se intentaba levantar, y yo, tenia una herida horrible en el brazo.

Los medicos me inspeccionaron a mi y a Robert, Robert se curaria en un par de semanas sin secuela ninguna, pero en cambio, según el medico, yo no podria mover el brazo izquierdo correctamente, algo que me impedia luchar como se deberia según el.

Semanas despues, Gwyn me llamo, y al llegar, me informo que se decidio en hecharme del grupo ya que no tenia capacidad para luchar, algo que en principio me enfado, pero luego comprendi que podria tener razon, y ya conocia de antemano las reglas que rodeaban a los soldados de Gwyn, por lo que asenti con la cabeza, me daba la vuelta, cuando Gwyn, llamandome, saco una cimitarra de sus manos, tenia el escudo en la parte inferior de la espada, y tenia grabado unas siglas, me la acerco, y me la dio, la empuñe, y parecia una de las cimitarras que usaba decorada, algo que agradeci y finalmente deje el castillo.

Estube 3 años parado, solamente vivia la vida como una persona de calle normal, comprar, pasear, comer, pasear, cenar y dormir, hasta que me robaron y perdi casi todo, solo tenia unos ropajes y la cimitarra que llevaba siempre encima.

Dando la queja a los soldados de Gwyn, que se pusieron a la busqueda del ladron, pero parece ser que no lo encontraron finalmente, por lo que por impagos perdi la casa y finalmente tube que dedicarme a ser un Vagabundo.

Luchaba por comida y dinero, ahora lucho por la gente, si veo algo que se puede arreglar, se intentara, y si no, pues tendre que luchar finalmente, aunque se mis limitaciones, por lo que el brazo izquierdo solo lo utilizo para lanzar armas arrojadizas.

Bio:

Pierce Johanson

Dark Souls KirbyKonata